English | Español

Pesticidas y trabajadores agrícolas

Pesticides and Farmworkers

Una ca ntidad creciente de consumidores en los Estados Unidos de América (EE.UU.) han reducido el consumo de productos agrícolas cultivados con pesticidas para proteger la salud de sus familias. Pese a la mayor demanda de alimentos cultivados sin pesticidas, las prácticas de cultivo tradicionales dominan la producción agrícola. Muy poco se hace para proteger a los trabajadores agrícolas que habitualmente se ven expuestos a altos niveles de pesticidas tóxicos en los campos donde trabajan y en las comunidades donde viven. Ellos pueden estar expuestos a niveles cientos de veces más altos que la exposición de los consumidores a los pesticidas.

Los pesticidas generan riesgos de enfermedad a corto y largo plazo para los trabajadores agrícolas y sus familias. Los efectos a corto plazo (agudos) pueden incluir ardor en los ojos, sarpullido, ampollas, ceguera, náuseas, mareos, dolor de cabeza, estado de coma e incluso la muerte. Algunos efectos en la salud a largo plazo tardan más tiempo en aparecer, como infertilidad, defectos de nacimiento, alteración endocrina, trastornos neurológicos y cáncer. Los trabajadores que mezclan, cargan o aplican pesticidas (es decir, que manipulan pesticidas) pueden estar expuestos a pesticidas tóxicos a causa de derrames y salpicaduras, equipo de protección defectuoso o inadecuado, o la falta de dicho equipo, rocio directo o indirecto. Los trabajadores que realizan tareas manuales en áreas que han sido tratadas con pesticidas corren riesgo de exposición por rocio directo, indirecto o contacto con residuos de pesticidas en el cultivo o la tierra. Los pesticidas pueden presentar un peligro para aplicadores, para cosechadores que ingresan a un campo fumigado, para familiares debido a la contaminación que se traslada al hogar y para residentes rurales a través del aire, el agua subterránea y los alimentos. Los trabajadores pueden estar expuestos a pesticidas de diferentes maneras, las cuales incluyen: trabajar en un campo donde se hayan aplicado pesticidas recientemente; inhalar pesticidas provenientes de campos vecinos o cercanos; trabajar en un campo tratado con pesticidas sin el equipo de protección personal (personal protection equipment, PPE, por sus siglas en inglés) adecuado; comer con la manos contaminadas con pesticidas; comer frutas y verduras contaminadas; y comer en un campo contaminado con pesticidas. Los trabajadores también pueden estar expuestos a pesticidas si consumen, se lavan las manos o se bañan en agua de canales de irrigación o lagunas de contención, donde pueden acumularse los pesticidas.

Exposición a pesticidas

El 21 de diciembre de 2012, un avión fumigador roció pesticidas sobre más de 40 trabajadores agrícolas en un campo de Yuma, Arizona. Los bomberos que respondieron al incidente descontaminaron a los trabajadores indicándoles que se quitaran la ropa en el aire frio de la noche y rociándolos con una manguera de bombero. Los trabajadores se quejaron de irritación en ojos, nariz, garganta y piel. Diez trabajadores recibieron tratamiento en un hospital local. Lamentablemente, los incidentes como estos son habituales, ya que los trabajadores agrícolas no recibenlos elementos de protección en el lugar de trabajo que son adecuados para la exposición a pesticidas. Si bien estos casos son dignos de atención en los medios de comunicación, muchos más incidentes no son informados en la prensa ni a las autoridades correspondientes.

Debido a la exposición a pesticidas, los trabajadores agrícolas sufren más lesiones y enfermedades relacionadas con sustancias químicas que cualquier otra fuerza  laboral en el país. La exposición ocupacional a pesticidas envenena a 20,000 trabajadores agrícolas por año, según cálculos de la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA, por sus siglas en inglés). Probablemente los números sean mucho más altos. Varios factores contribuyen a la subestimación del problema, entre los que se incluyen la incapacidad y aprensión de los trabajadores afectados para recibir atención médica, diagnósticos médicos erróneos y ausencia de un sistema de informe de incidentes coordinado a nivel nacional.

Los trabajadores agrícolas se exponen a pesticidas de varias maneras. Las personas que realizan tareas manuales en áreas tratadas corren riesgo de exposición por Rocio directo, rocio aéreo indirecta o contacto con residuos de pesticidas en el cultivo o la tierra. Los trabajadores que mezclan, cargan o aplican pesticidas pueden estar expuestos a pesticidas a causa de derrames, salpicaduras y equipo de protección defectuoso o inadecuado, o la falta de dicho equipo.

Incluso cuando no están trabajando en los campos, las familias de trabajadores agrícolas, especialmente los niños, también corren riesgo de una elevada exposición a pesticidas. Los trabajadores llevan pesticidas a sus hogares en forma de residuos en sus herramientas, ropa, calzado y en la piel. Sin darse cuenta, exponen a sus hijos a través de un abrazo si no pueden bañarse después del trabajo. La proximidad de los campos agrícolas a áreas residenciales provoca el desplazamiento aéreo de los pesticidas hacia las casas de los trabajadores agrícolas, escuelas y áreas de juegos. Algunos patios de escuelas se encuentran directamente adyacentes a campos de cultivos que son rociados con pesticidas.

La exposición a pesticidas es una realidad inevitable para los trabajadores agrícolas y sus familias ya que los pesticidas están en el aire que respiran, el agua que beben, los alimentos que consumen y la tierra que cultivan.

Normas de protección de los trabajadores en relación con los pesticidas

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) supervisa el uso de pesticidas a través de las Normas de Protección de los Trabajadores (Worker  Protection Standards,WSP). Las WPS son normas para pesticidas agrícolas que tienen por objeto reducir el riesgo de envenenamiento y lesiones por pesticidas entre trabajadores agrícolas y personas que manipulan pesticidas. Las WPS protegen a los empleados en granjas, bosques, viveros e invernaderos de la exposición ocupacional a pesticidas agrícolas.

Administradas por la EPA, las WPS contienen requerimientos para medidas de seguridad tales como capacitación sobre uso seguro de pesticidas para trabajadores agrícolas, notificación de aplicaciones de pesticidas y asistencia médica de emergencia.

¿Quién está cubierto por las Normas de Protección de los Trabajadores?

Las WPS exigen a los propietarios y empleadores de establecimientos agrícolas y establecimientos de tratamiento de pesticidas comerciales que protejan a los empleados en granjas, bosques, viveros e invernaderos de la exposición ocupacional a pesticidas agrícolas. La regulación cubre a dos tipos de trabajadores:

Personas que manipulan pesticidas: aquellos que mezclan, cargan o aplican pesticidas agrícolas; limpian o reparan equipos de aplicación de pesticidas; o asisten con la aplicación de pesticidas de cualquier manera.

Trabajadores agrícolas: aquellos que realizan tareas relacionadas con el cultivo y la cosecha de plantas en granjas o invernaderos, viveros o bosques. Los trabajadores incluyen a todas las personas empleadas por cualquier tipo de remuneración (incluso los autónomos) que realicen tareas (tales como trasladar suministros de viveros, trasplantar plantas o regar) relacionadas con la producción de plantas agrícolas en un establecimiento agrícola. Los trabajadores no incluyen a empleados de oficina, choferes de camiones, mecánicos ni cualquier otra persona que no realice tareas relacionadas con actividades de manipulación de pesticidas, cultivo o cosecha.

Las Normas de Protección de los Trabajadores (WPS) contienen requerimientos para capacitación sobre el uso seguro de pesticidas, notificación de aplicaciones de pesticidas, uso de equipos de protección personal, intervalos de ingreso restringido después de la aplicación de pesticidas, suministros de descontaminación y asistencia médica de emergencia.

Los productos químicos deben llevar las etiquetas correspondientes para que los trabajadores conozcan la identidad y los peligros de las sustancias químicas a las que pueden estar expuestos. La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (Occupational Safety and Health Administration, OSHA) brinda información que ayuda a empleadores y trabajadores a garantizar que la comunicación de peligros se realice correctamente en sus lugares de trabajo. Además, algunas normas establecidas por la OSHA abordan las comunicaciones de peligros. Los pesticidas cubiertos por la Ley Federal sobre Insecticidas, Fungicidas y Rodenticidas (Federal Insecticide Fungicide and Rodenticide Act, FIFRA) están exentos de los requerimientos de etiquetado de la OSHA, ya que la EPA regula estas etiquetas. La FIFRA es una ley federal de EE.UU. que establece el sistema básico de regulación de pesticidas en el país para proteger a aplicadores, consumidores y el medio ambiente. Para obtener más información, visite su sitio web en www.osha.gov o llame al 1(800) 321-6742.

¿Qué exigen las Normas de Protección de los Trabajadores?

Los requerimientos en las WPS tienen como objetivo informar a los trabajadores y las personas que manipulan pesticidas sobre el uso seguro de pesticidas, brindar protecciones para la posible exposición a pesticidas y mitigar las exposiciones que ocurren.

Informar

  • Capacitación sobre el uso seguro de pesticidas para trabajadores y personas que manipulan pesticidas.
  • Acceso a información específica para trabajadores y personas que manipulan pesticidas, que incluye:
    • plicaciones de pesticidas en el establecimiento;
    • hojas de datos de seguridad para pesticidas aplicados en el establecimiento;
    • información sobre el uso Seguro de pesticidas (póster), que incluye información de emergencia.
  • Acceso a información de etiquetas para personas que manipulan pesticidas y trabajadores de ingreso temprano.
  • Notificación a los trabajadores sobre áreas tratadas con pesticidas para que puedan evitar la exposición involuntaria.
  • ntercambio de información entre empleadores agrícolas y empleadores de aplicadores de pesticidas comerciales.

Proteger

  • antener a los trabajadores y otras personas alejados de áreas que estén siendo tratadas con pesticidas.
  • Mantener a los trabajadores y otras personas alejados de equipos de aplicación de pesticidas (fuera de las zonas de exclusión de aplicación) durante las aplicaciones.
  • Suspender las aplicaciones si hay trabajadores u otras personas cerca del equipo de aplicación de pesticidas (en la zona de exclusión de aplicación) durante las aplicaciones.
  • Mantener a los trabajadores alejados de las áreas con intervalo de ingreso restringido (restricted-entry interval, REI ), con algunas excepciones limitadas.
  • Proteger a los trabajadores de ingreso temprano que estén realizando tareas permitidas en áreas tratadas con pesticidas durante un REI , lo que incluye instrucciones especiales y tareas relacionadas con el uso correcto de equipo de protección personal.
  • Monitorear a las personas que manipulan pesticidas altamente tóxicos.
  • Proporcionar y mantener el equipo de protección personal requerido a las personas que manipulan pesticidas.
  • Si la etiqueta de un pesticida indica que se requiere el uso de una mascara antigas, proporcionar a la persona que manipula pesticidas una evaluación médica, prueba de ajuste y capacitación sobre el uso de máscaras antigas.

Mitigar

  • Suministros de descontaminación, entre los que se incluyen un suministro suficiente de agua, jabón y toallas para el lavado de rutina y descontaminación, y sistemas de lavado de ojos para algunas personas que manipulan pesticidas.
  • Asistencia de emergencia con transporte a un centro de atención médica disponible en caso de lesión o envenenamiento con pesticidas, e información sobre los pesticidas a los que podría haber estado expuesta la persona.

Para obtener información sobre qué hacer ante un envenenamiento con pesticidas, llame al Centro Nacional de Información sobre Pesticidas al 1(800) 858-7378, o al Centro de Control de Venenos al 1(800) 222-1222.

Otros recursos

Departamento de Trabajo de EE. UU. Administración de Salud y Seguridad Ocupacional Llame al 1(800) 321-6742 o visite el sitio web en www.osha.gov.

Recursos:

www.farmworkerjustice.org/resources

www.epa.gov/pesticide-worker-safety/case-pesticide-poisoning

www.osha.gov/dsg/topics/agriculturaloperations/hazards_controls.html

 

 

 

 

A growing number of US consumers have reduced their consumption of produce grown with pesticides to protect their family’s health. Despite increased demand for food grown without pesticides, conventional growing practices dominate agriculture production. Little is being done to protect the farmworkers who are routinely exposed to high levels of toxic pesticides in the fields where they work and in the communities where they live. They can be exposed at levels hundreds of times greater than consumers’ exposures to pesticides.

Pesticides pose risks of short- and long- term illness to farmworkers and their families. Short-term (acute) effects may include stinging eyes, rashes, blisters, blindness, nausea, dizziness, headaches, coma, and even death. Some long-term health impacts are delayed or not immediately apparent such as, infertility, birth defects, endocrine disruption, neurological disorders, and cancer. Workers who mix, load or apply pesticides (known as pesticide handlers) can be exposed to toxic pesticides due to spills and splashes, defective, missing or inadequate protective equipment, direct spray, or drift. Workers who perform hand labor tasks in areas that have been treated with pesticides face exposure from direct spray, drift or contact with pesticide residues on the crop or soil.

Pesticides can present a hazard to applicators, to harvesters reentering a sprayed field, to family members due to take-home contamination, and to rural residents via air, ground water and food. Workers may be exposed to pesticides in a variety of ways, including: working in a field where pesticides have recently been applied; breathing in pesticide “drift” from adjoining or nearby fields; working in a pesticide-treated field without appropriate PPE; eating with pesticide-contaminated hands; eating contaminated fruits and vegetables; and eating in a pesticide-contaminated field. Workers may also be exposed to pesticides if they drink from, wash their hands, or bathe in irrigation canals or holding ponds, where pesticides can accumulate.

Pesticide Exposure

On December 21, 2012, a crop duster sprayed pesticides over 40 farmworkers working in a Yuma, Arizona farm field. Firefighters responding to the incident decontaminated the workers by having them remove their clothes in the cold night air and sprayed them with a fire hose. The workers complained of irritation to the eyes, nose, throat, and skin. Ten workers were treated at a local hospital. Sadly, incidents like these are not uncommon because farmworkers are not afforded adequate workplace protections from pesticide exposure. While these cases are noteworthy for their attention in the news media, many more incidents go unreported in the press and even to appropriate authorities.

Pesticide exposure causes farmworkers to suffer more chemical related injuries and illnesses than any other workforce nationwide. Occupational exposure to pesticides poisons as many as 20,000 farmworkers every year, according to estimates by the EPA. The numbers are likely much higher. Several factors contribute to the underestimation of the problem, including the inability and apprehension of affected workers to get medical care, medical misdiagnosis, and the absence of a coordinated national incident reporting system.

Farmworkers are exposed to pesticides in a variety of ways. Workers who perform hand labor tasks in treated areas risk exposure from direct spray, aerial drift, or contact with pesticide residues on the crop or soil. Workers who mix, load, or apply pesticides can be exposed to pesticides due to spills, splashes, and defective, missing or inadequate protective equipment.

Even when not working in the fields, farmworker families, especially children, are also at risk of elevated pesticide exposure. Workers bring pesticides into their homes in the form of residues on their tools, clothes, shoes, and skin. They inadvertently expose their children through a hug if they cannot shower after work. The close proximity of agricultural fields to residential areas results in aerial drift of pesticides into farmworkers’ homes, schools, and playgrounds. Some schoolyards are directly adjacent to fields of crops that are sprayed with pesticides.

Pesticide exposure is an unavoidable reality for farmworkers and their families because pesticides are in the air they breathe, the water they drink, the food they eat, and the soil they cultivate.

Worker Protection Standards on Pesticide Safety

The Environmental Protection Agency (EPA) oversees pesticide use through the Worker Protection Standards (WPS). The WPS is a regulation for agricultural pesticides, which is aimed at reducing the risk of pesticide poisonings and injuries among agricultural workers and pesticide handlers. The WPS protects employees on farms, forests, nurseries, and greenhouses from occupational exposure to agricultural pesticides.

Administered by the EPA, the WPS contains requirements for safety measures such as pesticide safety training for farmworkers, notification of pesticide applications, and emergency medical assistance.

Who is covered by the WPS?

The WPS requires owners and employers on agricultural establishments and commercial pesticide handling establishments to protect employees on farms, forests, nurseries, and greenhouses from occupational exposure to agricultural pesticides. The regulation covers two types of workers:

Pesticide handlers: those who mix, load, or apply agricultural pesticides; clean or repair pesticide application equipment; or assist with the application of pesticides in any way.

Agricultural workers: those who perform tasks related to the cultivation and harvesting of plants on farms or in greenhouses, nurseries, or forests. Workers include anyone employed for any type of compensation (including self-employed) doing tasks—such as carrying nursery stock, repotting plants, or watering—related to the production of agricultural plants on an agricultural establishment. Workers do not include office employees, truck drivers, mechanics, and any others not engaged in handling, cultivation, or harvesting activities.

The WPS contains requirements for pesticide safety training, notification of pesticide applications, use of personal protective equipment, and restricted-entry intervals after pesticide application, decontamination supplies, and emergency medical assistance.

Chemicals must be properly labeled so farmworkers know the identity and hazards of the chemicals they may be exposed to at work. OSHA information helps employers and workers ensure that hazard communication is properly addressed in their workplaces. In addition, certain OSHA standards address hazard communications. Pesticides covered under Federal Insecticide Fungicide and Rodenticide Act (FIFRA) are exempt from the OSHA labeling requirements since EPA regulates these labels. The FIFRA is a United States federal law that set up the basic U.S. system of pesticide regulation to protect applicators, consumers, and the environment. To find out more information visit their website at www.osha.gov or call 1(800) 321-6742.

What Does the WPS Require?

The requirements in the WPS are intended to inform workers and handlers about pesticide safety, provide protections from potential exposure to pesticides, and mitigate exposures that do occur.

Inform

  • Pesticide safety training for workers and handlers.
  • Access to specific information for workers and handlers, including:
    • pesticide applications on the establishment;
    • safety data sheets for pesticides applied on the establishment; and
    • pesticide safety information  (poster) that includes emergency information.
  • Access to labeling information for pesticide handlers and early-entry workers.
  • Notify workers about pesticidetreated areas so they can avoid inadvertent exposures.
  • Information exchange between agricultural employers and commercial pesticide handler employers.

 

Protect

  • Keep workers and other people out of areas being treated with pesticides.
  • Keep workers and other people away from pesticide application equipment (out of the application exclusion zones) during applications.
  • Handlers suspend applications if workers or people are near pesticide application equipment (in the application exclusion zone) during applications.
  • Keep workers out of areas that are under a restricted-entry interval (REI ), with a few narrow exceptions.
  • Protect early-entry workers who are doing permitted tasks in pesticide-treated areas during an REI , including special instructions and duties related to correct use of personal protective equipment.
  • Monitor handlers using highly toxic pesticides.
  • Provide and maintain required personal protective equipment to handlers.
  • If a respirator is required bya pesticide label, provide thehandler with a medical evaluation,fit test and respirator training.

Mitigate

  • Decontamination supplies including a sufficient supply of water, soap and towels for routine washing and emergency decontamination and eyewash systems for certain handlers.
  • Emergency assistance by making transportation available to a medical care facility in case of a pesticide injury or poisoning, and providing information about the pesticide(s) to which the person may have been exposed.

For information on how to handle a pesticide poisoning, call the National Pesticide Information Center at 1(800) 858-7378 or call Poison Control Center at 1(800) 222-1222.

Other Resources

U.S. Department of Labor: Occupational Safety and Health Administration: 1(800) 321-6742 or visit the website at www.osha.gov.

Sources:

www.farmworkerjustice.org/resources

www.epa.gov/pesticide-worker-safety/case-pesticide-poisoning

www.osha.gov/dsg/topics/agriculturaloperations/hazards_controls.html